Compota de mandarina con queso fresco y nueces

en

INGREDIENTES

300 g de mandarinas

1 limón

200 g de azúcar

400 g de queso fresco

100 g de nueces peladas

1 hojitas de menta

PREPARACIÓN DE LA COMPOTA

Lavamos el limón y las mandarinas y rallamos la piel en tiritas finas, después los pelamos eliminando bien la parte blanca porque da amargor. Separamos los gajos y les quitamos la piel finita que los recubre, los troceamos y los ponemos en un cazo al que añadiremos el azúcar y la ralladura de los cítricos. Cocemos a fuego lento durante 15 o 20 minutos y removemos de vez en cuando con una cuchara de madera. Lo retiramos del fuego y reservamos hasta que se enfríe.

Cortamos el queso en cuadritos, picamos las nueces y lavamos la menta separando las hojitas.

Repartimos la compota en cuencos a los que añadiremos el queso y las nueces. Finalmente decoramos con las hojitas de menta.

   

Plural: 0 Comentarios Añadir valoración

  1. Francisco dice:

    Bueno, la compota no se porque pero nunca ha sido santo de mi devoción, pero tengo que reconocer que esta receta me ha gustado y igual me lanzo a la fama y la hago….

    ¡Tiene muy buena pinta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *