Ganar Salud 100% con Remedios Naturales

En las hojas, las raíces o las flores de las plantas se hallan multitud de compuestos químicos capaces de provocar al consumirlos diversas reacciones en nuestro organismo. Por eso, para obtener todos sus beneficios debemos saber usarlas correctamente. El mundo de las plantas es fascinante  y estas nos pueden ayudar a sentirnos mejor,  a vernos mejor. Podemos depurarnos, adelgazar o relajarnos tomando las infusiones adecuadas, y son un acompañante ideal en nuestra vida cotidiana. No hay nada como tomar una infusión armonizante con la que desconectar, ese pequeño momento del día que nos dedicamos a nosotros mismos. Para los que quieren adelgazar existen multitud de plantas diuréticas con las que eliminar toxinas o disminuir el apetito. El Ortosifón, también conocido como Té de Java, es considerado por algunos como uno de los diuréticos más potentes. Está indicado para los casos de retención de líquidos o para la eliminación de toxinas. No en vano, se usa en el tratamiento del sobrepeso y en dietas de adelgazamiento. Posee cierta acción lipolítica, lo que puede ayudarnos a eliminar el exceso de grasa acumulada. El Té Verde además de ser un potente antioxidante también nos ayuda a quemar grasas. Este té, muy popular en Occidente en los últimos tiempos, es una ayuda en el tratamiento del sobrepeso porque tiene una acción termogénica y nos mantiene sanos por su contenido en vitaminas A, C y E. La Cola de Caballo se caracteriza por ser muy rica en flavonoides y en sales minerales, de las que un veinte por ciento es potasio, así que es una gran aliada en la eliminación de líquidos. Su riqueza en silicio también la hace muy interesante en dietas de adelgazamiento, porque este mineral contribuye a reparar la flacidez y los daños causados por la pérdida de peso. Por su parte la Hoodia contribuye a disminuir el apetito. Tras muchos casos de sobrepeso se esconde la ansiedad en personas que no saben contenerse y quizás pican demasiado entre horas. Esta planta ayuda a reducir la sensación de hambre.

Todos necesitamos alguna vez reorientar nuestro equilibrio interior. El estrés, el insomnio o la ansiedad son síntomas claros de que algo no anda bien en nuestro interior; el objetivo es buscar momentos del día que nos tranquilicen y nos sosieguen, es hallar la sugestión suficiente para que los pensamientos reconfortantes vuelvan a nosotros. Las plantas pueden ayudarnos, además de por las beneficiosas sustancias que contienen porque una infusión caliente nos relaja durante unos minutos que son de absoluto bienestar y perfección. Tal vez las plantas, lo natural, nos acerquen a la espiritualidad, y eso tal vez sea lo que en realidad necesitamos para alejar los malos pensamientos y la hiperactividad mental. La Valeriana es uno de los remedios naturales más eficaces contra el insomnio, ya que nos ayuda a conciliar el sueño. Es muy útil tanto para aquellos a los que les cuesta dormirse, como para los que se despiertan durante la noche. Es una planta que nos ayuda a reducir la actividad motora durante las horas de descanso. La Melisa es una de las plantas más consumidas para calmar los nervios. Está indicada para tratar los estados de ansiedad leve, la irritabilidad y la jaqueca de origen nervioso. En el mercado la podemos encontrar en preparados con otras plantas que suelen ser muy efectivos tomándolos por la noche, además de poseer un agradable sabor. El Hipérico está considerado por los expertos como el antidepresivo natural por excelencia, aunque también forma parte de la familia de plantas con efecto antiestrés y calmante. Entre sus principios activos están los taninos, los flavonoides, y la hipericina, la cual le da a esta planta ese efecto tranquilizador y antidepresivo tan interesante. También tiene un efecto sedante y analgésico, lo que puede ser muy útil para tratar de una forma natural los dolores leves. En esos momentos de nerviosismo nuestro estómago puede resentirse o pueden bajar nuestras defensas, hay plantas muy útiles para estos problemas. Para disminuir las agresiones a las que continuamente se ve sometido nuestro estómago existen infusiones digestivas realmente efectivas, el Hinojo sirve para tratar molestias estomacales de todo tipo, nos ayuda a favorecer los movimientos intestinales, a disminuir las inflamaciones del aparato digestivo y la acidez estomacal, y a cuidar el hígado, el riñón y el bazo. Además por su poder diurético puede usarse en casos de celulitis y de retención de líquidos. La Salvia alivia la acidez de estómago, aunque no está indicada en mujeres embarazadas. Procede del área Mediterránea, y es un buen tónico digestivo y una planta antisudorífica. Regula el aparato digestivo, ayuda a combatir la gastroenteritis y a que remitan las diarreas. También existen los llamados antibióticos naturales, que pueden ser muy eficaces para aumentar nuestras defensas. El ritmo de vida que llevamos o la ausencia de alimentos frescos en nuestra dieta puede ocasionar que nuestro sistema inmunitario se resienta, de forma natural podemos cuidarnos mejor. El Tomillo es un antibiótico natural, tiene un gran influjo sobre el sistema inmunológico y sobre las células que nos defienden de las agresiones. Posee flavonoides, ácidos fenólicos, saponinas y taninos. Es muy útil en casos de catarros y gripes porque es expectorante. Pero lo más importante de esta planta es ser capaz de estimular la formación de leucocitos y la elevación de los niveles de trombocitos en la sangre. Por su parte la Equinácea es una  de las plantas más estudiadas con relación al sistema inmunológico, según los expertos esta planta es capaz de reducir casi en un sesenta por ciento las probabilidades de coger un catarro, y también en caso de estar ya enfermo puede disminuir de manera notable los síntomas causados por el resfriado. La Equinácea aumenta y hace más eficaces las células inmunológicas. Existen en el mundo multitud de plantas sobre las que destacar sus beneficios para nuestra salud.

Los remedios naturales son una herramienta fundamental para llevar una vida sana en la que intentar evitar en la medida de lo posible el consumo excesivo de medicamentos. Las plantas se usan desde tiempos inmemoriales por los médicos de la Antigüedad; países como la India, China, o civilizaciones antiguas como la Griega, ya usaban los beneficios naturales de estas plantas para mejorar la salud y tratar todo tipo de dolencias. También el ejercicio físico habitual y el contacto con la espiritualidad pueden ayudarnos. Sólo necesitamos un momento natural que dedicarnos a nosotros mismos.

Por Reyes Lucena

   

Plural: 0 Comentarios Añadir valoración

  1. Francisco dice:

    No puedo estar más de acuerdo con todo lo que comentáis en vuestro nuevo artículo. No hay nada como ese momento en que llegas a casa después de un día de trabajo de aquí para allá, lloviendo y con los pies calados y esa sensación de “¿estoy cogiendo un resfriado?”….y te preparas un buen té de canela o una manzanilla con miel calentita y toda esa sensación se disipa con los vahos del agua caliente….simplemente alucinante…..¡gracias por este fantástico artículo!.

    1. ReyesyReyes dice:

      ¡Muchas gracias! Somos unas forofas de las plantas y las infusiones, las recomendamos totalmente como un alimento más en el día a día. Las plantas hacen nuestra vida mejor, debemos contar con ellas para estar sanos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *