Cerveza: una bebida con mucha historia

Desde su creación la Cerveza ha formado parte de las distintas civilizaciones

Cerveza. Posiblemente la bebida fermentada más antigua del mundo.

Si bien es difícil determinar con exactitud su origen, las primeras referencias históricas sitúan el inicio del consumo de cerveza hacia el año 7000 a. C. en Sudán. Desde ese momento, ha formado parte de la cultura de las grandes civilizaciones de la historia y no solo por su consumo. Por ejemplo, su carácter social se inició en Mesopotamia hacia el año 4000 a. C., donde llegó a utilizarse para pagar a funcionarios. En el caso de Egipto, la reina Cleopatra se servía de ella para mantener la frescura de su piel. Y es parte de la alimentación básica de todos los egipcios, que fueron los primeros en utilizar la malta en su fabricación. Los fenicios, por su parte, fueron los difusores de los métodos de elaboración de la cerveza en el Mediterráneo. Iniciándose así una cultura cervecera que llega hasta nuestro días.

Los monjes, alquimistas de la cerveza
Los monjes, alquimistas de la cerveza
Los monjes, alquimistas de la cerveza.

La cerveza experimentó una gran evolución durante la Edad Media gracias a la aportación de los monjes. En sus monasterios y abadías elaboraron multitud de variedades que comercializaron, siendo los primeros en dar ese paso. Dentro de los diferentes tipos de cerveza que crearon está la klosterbier, antecedente más cercano a la cerveza actual.

¿Y en España?

La cerveza siempre ha formado parte de la historia y la cultura de nuestro país. De hecho, Barcelona tiene el honor de ser la provincia en la que se encontraron los restos de cerveza más antiguos de Europa que datan del 3000 a. C. Aunque siempre ha estado presente, fue la subida al trono de Carlos I, de origen germánico, el momento histórico que marcó un antes y un después en la cultura cervecera española. El monarca contaba con sus propios maestros cerveceros. Y potenció su consumo, sobre todo en los círculos nobiliarios. Tras su abdicación, se retiró al monasterio de Yuste, donde creó una pequeña cervecera dirigida por su cervecero personal, Enrique van der Duysen.

En el siglo XVIII, se popularizó rápidamente, por lo que se convirtió en la bebida estrella de las comidas, celebraciones y reuniones de todos los ciudadanos. Desde ese momento y hasta nuestros días la producción y consumo de esta bebida tan excepcional ha ido creciendo. Genera más de dos cientos cincuenta mil puestos de trabajo. Y convierte a España en el cuarto productor de la Unión Europea.

La Cerveza

Es una bebida fantástica para disfrutar en cualquier momento junto a familiares y amigos. Además, en nuestro país está igualmente asociada a la gastronomía. Un 84% de los consumidores españoles no se olvida de tomarla junto a una tapa o con algo de comer, en sus dos modalidades: Con o sin alcohol. Apreciada por su sabor amargo y refrescante. Hoy nadie entendería la cultura de nuestro país sin esta popular y legendaria bebida.

Fuentes: Artículo extraído de la Revista: El Semanal, Nº 1455

   

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Francisco dice:

    ….si es que los monjes sabían más que los sabios……a ellos se les iban a adelantar….jeje….

    Besos

    1. ReyesyReyes dice:

      Los monjes por lo que se ve sabían disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Si es que en realidad no hace falta tanto para ser feliz, donde se ponga una cerveza fresquita…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *