Deseo sexual: 6 Remedios culinarios para potenciarlo

   Deseo sexual. Combinando comida y sexo en una atmósfera interesante con unas velitas y un buen plato preparado a fuego lento, se puede disfrutar de un encuentro de alto voltaje. Donde si te comportas en la cama como un cocinero/a y en la cocina como un amante el placer estará asegurado. Estos divertidos remedios te pueden ayudar a conseguirlo. ¿Te apuntas?

AGUACATE y GAMBAS, la pareja perfecta

Por su elevado contenido en zinc, el marisco -ostras, almejas, gambas, langostinos, etc.- dispara el apetito sexual, prolonga la erección. Y al mejorar la lubricación, también aumenta la intensidad del placer femenino. Resulta ideal acompañarlo de alimentos ricos en vitamina E, como el aguacate. Tanto el tradicional guacamole como la mousse que se prepara con la pulpa de este afrodisíaco de origen azteca, nata líquida, zumo de limón y gelatina realzan el sabor de los crustáceos.

Elabora un delicioso puré de patatas a la VAINILLA

Como guarnición del plato principal, te animamos a cocinar un puré de patatas con un toque de vainilla. Cuyo aroma dispara la pasión y favorece el acercamiento físico. Este sencillo acompañamiento, que casa a la perfección con el magret de pato o el pulpo. Se prepara añadiendo a los ingredientes el puré, justo antes de triturarlos, las semillas del interior de una vaina de vainilla.

Las FRESAS con MENTA ponen el broche de oro para potenciar nuestro deseo sexual

La menta fresca aparte de dar rienda suelta al deseo sexual, refresca el paladar. Esto es importante si has preparado un menú contundente. En este caso, baña unas fresas troceadas, símbolo de Venus, la diosa del amor, con zumo de naranja y agrega menta picada.

Calentando motores con el especiado TÉ CHAI

Para acelerar la digestión y, ya de paso, ir caldeando el ambiente, no hay nada mejor que tomar un té negro especiado. El té chai, originario de la India, cuenta con una buena reputación como estimulante de la libido. Y es que pocas combinaciones resultan tan explosivas a la hora de subir la temperatura corporal (jengibre y pimienta), infundir fuerza y energía (cardamomo), mejorar el vigor sexual masculino (clavo de olor y un toque de nuez moscada) e intensificar el placer (canela).

Al inicio de cada “asalto”: ¡CHOCOLATE!

El chocolate, especialmente el negro, aumenta la actividad de la dopamina. Una sustancia cerebral asociada a la excitación y a la búsqueda de placer sexual. Los aztecas en lugar de combinar el cacao con azúcar lo hacían con chiles para obtener un afrodisíaco de mayor potencia. ¿La versión moderna? El chocolate o los bombones con guindilla, toda una eclosión de sensualidad.

Que no se te vaya la mano con…

El alcohol. Regar la comida con un buen vino o cava relaja la tensión y da chispa a la conversación. Pero hay que tener cuidado con los excesos etílicos. Puesto que frenan la erección y entorpecen el riego sanguíneo de la vagina, lo que dificulta el orgasmo.

Las especias picantes. No es ningún mito, los condimentos picantes avivan la llama del deseo, pero pueden resultar indigestos. Así que para suavizar sus potentes efectos es una buena idea acompañar la receta de unas rodajas de pepino o de una salsa de yogur.

Fuentes: Temas de alimentación sana extraídos de artículos de la Dietista Gemma Navarro.

Si te ha gustado este post, te recomendamos nuestro artículo Frutos Rojos, potentes antioxidantes, porque para avivar la pasión también es importante cuidar nuestro aspecto.

©ReyesLucena. elogiodeltexto.com

   

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Francisco dice:

    ¡Vaya, vaya….! La primavera llega y la sangre altera, ¿no?….Jajaja….

    Bueno, de todo hay que saber y de esto más…..que los años pasan corriendo y si la naturaleza le planta cara al dni pues mejor que mejor…..

    La mayoría las había oído, pero…..¡puré de patata a la vainilla!…..moño, tengo que probarlo….jajaja…

    Besos.

    1. ReyesyReyes dice:

      Tener una activa vida sexual es fundamental para gozar de buena salud. Así que no hay nada como un refuerzo motivador a través de la cocina, un paso por los fogones y no veas la que puedes liar, y ahora con estas noches de verano tan sensuales…, es muy difícil resistirse, la vida es para disfrutarla… jejejejjjj…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *