Jambalaya, receta de Nueva Orleans. [Comida americana]

   Esta receta es originaria de Nueva Orleans, la ciudad más grande del estado de Luisiana en Estados Unidos. La multiculturalidad de esta cuidad se refleja en la receta que presentamos, y su exotismo es innegable, pues en ella se pueden apreciar influencias africanas, latinas o europeas. En los sabores de la Jambalaya se distinguen reminiscencias lejanas en el tiempo, olores de épocas pasadas donde los esclavos cocinaban a través de su conocimiento traído de África, lo que nos ha quedado como un enriquecedor legado. Es una receta de mezclas y de evocación del pasado. Nueva Orleans posee una cocina singular, es la cuidad del Jazz y de esa literatura de autor a orillas del Mississippi de manos de grandes escritores como William Faulkner, Sherwood Anderson o John Kennedy Toole, autor de La conjura de los necios. El conocimiento de otras culturas a través de la comida es apasionante. ¿Te atreves?

Ingredientes

1 Y 1/2 cebolleta (incluyendo la parte verde)

1 rama de apio verde

1/2 pimiento verde

2 tomates rojos maduros

2 salchichas ahumadas

1 pechuga de pollo y su carcasa

1/2 k de langostinos frescos

2 hojas de laurel

1/2 cucharada de cayena molida

1/2 cucharada de pimienta negra molida

1 cucharada de orégano

1 cucharada de tomillo

2 dientes de ajo

250 g de arroz tipo LARGO

12 cucharadas de aceite (recomendado tipo PICUAL)

Sal

Preparación de la Jambalaya

Primero, hervimos la carcasa del pollo y las cabezas de los langostinos con un poco de sal durante 25 minutos. Después, colamos y reservamos el caldo.

A continuación, en una olla sofreímos las verduras picadas en cuadritos. Añadimos la pechuga cortada en tacos y las salchichas en rodajas, y lo doramos todo un poquito. Incorporamos el tomate rallado. Removemos. Posteriormente, agregamos las especias y el ajo picado. Echamos el caldo y las hojas de laurel. Antes de echar el arroz lo probamos de sal y lo ponemos a nuestro gusto. HERVIMOS entre 18 y 20 minutos. En los últimos 5 minutos agregamos los langostinos pelados. Debe quedar un arroz caldosito.

Esta receta nos gusta mucho porque es una forma de guisar el arroz diferente de cómo lo hacemos en España. Combina orígenes diversos que la hacen muy especial; además de mezclar en su caldo el marisco y la carne. La Jambalaya se convierte en toda una eclosión de sabores.

   

Plural: 6 Comentarios Añadir valoración

  1. Francisco dice:

    Espero que uno de estos días que voy a pasar con vosotras podáis preparar este fantástico plato del que tanto he oído hablar. Tiene una pinta estupenda y la introducción histórica me ha parecido muy interesante…un 10 de receta.

    1. ReyesyReyes dice:

      Muchas gracias Fran!!! Verás cuando la pruebes los sabores tan especiales que tiene, es realmente singular!! Abrazos!!

  2. Abi dice:

    Hola Reyes&Reyes.
    He de deciros que os agradezco esta recta, que hicimos en el Club Gastronómico-musical “Cocineros Locos” y resultó todo un éxito (a pesar del nuestro error con el picante).

    En cualquier caso, recomiendo a todos vuestros seguidores que no duden en hacerla pues está realmente exquisita y es muy divertida al paladar.

    Muchos besos, os seguimos cada semana!!!!

    1. ReyesyReyes dice:

      Muchas gracias!!! La verdad es que con el picante hay que tener cuidado, es mejor quedarse corto y luego si acaso echar un poquito más, es parecido a lo que ocurre con la sal. Es una receta muy exótica!! Abrazos!!

  3. Es improbable encontrar a escritores con conocimientos sobre este mundillo , pero creo que sabes de lo que estás comentando. Gracias compartir un articulo como este.

    1. guisandorico dice:

      Muchas gracias por tu comentario!!
      Nos encantan las recetas de los diversos lugares del mundo, y si tienen una historia y una cultura detrás tan apasionante como esta mucho más 🙂

      Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *