Frikandel, salchicha de Holanda. [Navidad Worldwide]

Frikandel, salchicha de Holanda
Frikandel, salchicha frita de Holanda

    Holanda (en neerlandés, Holland)​ es una región histórica y cultural situada en la costa occidental de los Países Bajos (Wikipedia), concretamente en la costa del mar del Norte, en la desembocadura de los ríos Rin y Mosa. En líneas generales la cocina tradicional holandesa es bastante calórica y contundente, ya que en ella se preparan muchos estofados o sopas con panceta, además de unas deliciosas salchichas fritas, las Frikandel, que hoy os traemos y que están absolutamente deliciosas. En nuestro menú navideño de este año las hemos incluido. Van partidas por la mitad y se rellenan con cebolla frita, aderezadas con varias salsas y patatas fritas. Todo un placer culinario para compartir en familia. Esperamos que os gusten 🙂

Ingredientes

500 g de carne de ternera picada

1 cucharadita de sal

10 g de pimienta en grano negra machacada

10 g de pimienta de Jamaica machacada

1 cucharada de nuez moscada molida

2 cucharadas de cebolla en polvo

100 g de crema de leche

2 cebollas para freír

Papel film resistente al microondas

Aceite de Oliva Virgen

Preparación de las salchidas Frikandel

   En un bol ponemos todos los indredientes menos la crema de leche y las cebollas para freír. Lo mezclamos todo muy bien y lo dejamos reposar durante 1 hora.

   Después con esa mezclamos formamos unas salchichas gorditas de unos 20 cms de largo y las envolvemos con el papel film en forma de caramelos. Las ponemos a hervir en agua durante 10 minutos. A continuación las sacamos y las dejamos enfriar.

   En una sartén con cuatro cucharadas de aceite freimos las cebollas cortadas en rodajas muy finas durante 15 minutos a fuego lento para que queden tiernas y jugosas. Después las sacamos y las escurrimos para quitar el exceso de aceite. Reservamos.

   En otra sartén con 6 cucharadas de aceite freimos las salchichas que tenemos reservadas, para freirlas las sacamos del papel film. Hay que freirlas un poquito hasta que estén a nuestro gusto.

   Ya solo queda servirlas, así que les hacemos un corte a lo largo por la mitad para rellenarlas con la cebolla frita y la crema de leche, tal como se ve en la foto. Y las acompañaremos de unas crujientes patatas fritas y salsas de mostaza, rábano picante, ketchup y crema de leche, o las salsas que más os gusten. Lo ideal es servirlas bien calientes.

   Si os gustan las recetas del norte de Europa, os recomendamos nuestro Salmón sueco marinado.

 

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *