Estofado de salmón fitness. [Bueno para los músculos y la piel]

   El estofado de salmón fitness es un guiso extrasano lleno de grasas buenas, proteínas y vitaminas. Los deportistas, y en concreto las personas que practican fitness, tienen que hacer acopio de una serie de nutrientes que son esenciales para los músculos y para obtener una buena cantidad de energía. El consumo habitual de pescado, en este caso de salmón, es muy interesante, porque el pescado azul  y más concretamente el salmón posee una gran cantidad de omega-3, un ácido graso polinsaturado que regula el colesterol. Por otro lado, también contiene vitaminas liposolubles como como la vitamina E o la D, muy importantes para la salud, y una cantidad elevada de minerales, incluso más que en una pieza de carne.

   Por otra parte, las proteínas de este pescado son de alto valor biológico, de ahí que sea tan bueno para los músculos y la piel. Así que comer este estofado de salmón de vez en cuando es una gran idea. Además, está compuesto por muchas verduras, como son el apio, las zanahorias o los pimientos, que contienen nutrientes más que esenciales para obtener una buena carga de vitaminas y minerales.

Ingredientes

 500 g de salmón

500 g de gambones

1 kg de patatas

3 zanahorias

1 rama de apio

1/2 pieza de pimiento rojo, verde y amarillo respectivamente

1/2 cebolla

2 dientes de ajo

1 vaso de vino blanco (recomendado Montilla-Moriles)

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 cucharadita de pimentón dulce

1 cucharadita de eneldo

2 hojas de laurel

1 l de caldo de pescado bajo en grasa y bajo  en sal (recomendado casero)

Preparación del estofado de salmón fitness

   Cortamos el salmón en tacos, pelamos los gambones, les ponemos sal y reservamos.

   En una cazuela, sofreímos todas las verduras cortadas en cuadritos, después las patatas cascadas y las zanahorias en rodajas. Lo mareamos todo muy bien y agregamos el pimentón. Lo vamos removiendo, echamos el vino y lo dejamos hasta que se evapore el alcohol; a continuación ponemos el laurel y el caldo. Lo hervimos durante 20 minutos, y cuando estén las patatas ternitas lo apartamos y le añadimos el salmón y los gambones. Lo dejamos reposar 5 minutos y ya en el momento de servir le echamos el eneldo para aromatizarlo.

Nota: El salmón, en este tipo de guisos, es mejor echarlo al final del proceso para que quede perfectamente jugoso, si lo ponemos en la cazuela antes de tiempo pierde su jugosidad natural y se queda seco.

Os recomendamos uno de nuestros Desayunos fitness, para empezar el día bien nutrido.

 

   

Plural: 0 Comentarios Añadir valoración

  1. Francisco dice:

    ¡Alucinante! Esta receta está genial…bueno, es que a mí cualquier cosa con salmón ya me parece genial…

    La información que acompañas sobre la creatina también me parece muy acertada. Los que habitualmente la consumimos como suplemento debemos hacerlo con precaución y en ciclos de dos meses como máximo, ya que la carga para el hígado y los riñones es algo alta. Además, retiene algo de líquido intracelular, con lo que la sensación de “hinchado” puede a veces ser algo molesta…sin embargo es un mal menor si tu objetivo es la construcción de masa muscular…

    El salmón debería ser obligatorio en las dietas. No creo que exista un pescado con más beneficios que este. Y el sabor encima es estupendo. En esta receta que proponéis debe estar de escándalo….

    ¡Muy buena receta y post!

    Besos.

    1. ReyesyReyes dice:

      ¡Muchas gracias Fran!
      Llevas razón en que hay que tener cuidado con la creatina cuando la tomas como suplemento, hay que cuidar el hígado. Me alegro de que te haya gustado el post, yo he comido mucho este estofado durante todo el invierno y puedo jurar que funciona muy bien para los músculos. Ya estoy preparando más posts de este tipo con la asesoría de La Dongui por supuesto, ella es la artífice de esta riquísima alimentación que proponemos 🙂

      Abracitos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *